miércoles, 7 de noviembre de 2018

Celebracion dia del deporte

El deporte es la actividad física o mental que se practica con fines recreativos y educativos y que se halla sujeto a normas o reglamentos.
Los países del mundo han acogido el deporte como práctica o disciplina que permite desarrollar, física,  mental y de manera sana al individuo, por eso fue una práctica habitual en las civilizaciones antiguas.
Cada 7 de noviembre en República Dominicana se celebra el Día del Deporte. 
En esta ocasión, en el liceo de Estebanía lo celebramos con la realización de juegos de las diferentes disciplinas, entre las cuales están: futball, basketball; y se practicaron ejercicios aeróbicos a ritmo de música y baile (zumba) impartido por una delegación del ministerio de deportes.






martes, 6 de noviembre de 2018

celebracion dia de la constitucion


Cada 6 de noviembre celebramos el aniversario de la puesta en vigencia de la primera Constitución Dominicana, por lo que te invitamos a conocer nuestra Carta Magna.

La Constitución es la ley fundamental, escrita o no, de un Estado soberano, establecida o aceptada como guía para su gobernación. Fija los límites y define las relaciones entre los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial del Estado, estableciendo así las bases para su gobierno. Además  garantiza al pueblo determinados derechos y libertades. La mayoría de los países tienen una constitución escrita.

El primer documento constitucional genuinamente nacional que normó la vida independiente de nuestro pueblo fue el Acta de Separación que hizo las veces de constitución del nuevo Estado el 27 de febrero de 1844. Sin embargo, fue el 6 de noviembre del mismo año cuando en la ciudad de San Cristóbal se proclamó la primera Constitución dominicana.

La también llamada Carta Sustantiva de nuestro país tuvo como modelo para su primera redacción las constituciones de  de Francia y Estados Unidos.  No obstante, nuestra Ley de Leyes ha sufrido a lo largo de los años  múltiples modificaciones.Estas tareas de modificación o reformas constitucionales están a cargo de la Asamblea Nacional, que reúne la Cámara de Diputados y Senadores.

Este seis de noviembre en el país celebramos otro aniversario de la puesta en vigencia de la primera Constitución dominicana. 
En nuestro liceo lo celebramos en dos actividades por separado, en las cuales se realizaron exposiciones, dramas y simulacro.

miércoles, 24 de octubre de 2018

Celebraciòn dìa de las Naciones Unidas


La Organización de las Naciones Unidas (ONU) es una organización internacional formada por 192 países independientes. Estos se reúnen libremente para trabajar juntos en favor de la paz y la seguridad de los pueblos, así como para luchar contra la pobreza y la injusticia en el mundo.

En 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, los presidentes de Estados Unidos (Franklin D. Roosevelt) y de Gran Bretaña (Winston Churchill) se reunieron para crear una organización que ayudara a mantener la paz en el mundo. En 1945, se unió a estos mandatarios Joseph Stalin, entonces dirigente de la antigua Unión Soviética, hoy llamada Federación de Rusia.

A estos tres países se unieron otros y así, en 1945, quedó establecida la ONU gracias a que 51 países - incluida Polonia, cuyo gobierno se encontraba en el exilio - se pusieron de acuerdo para firmar la "Carta de las Naciones Unidas".

Carta de las Naciones Unidas

La "Carta de las Naciones Unidas y Estatuto de la Corte Internacional de Justicia" es el documento de partida más importante con el que cuenta la Organización. Dicho documento se firmó en 1945 en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos. En el mismo acto de la firma quedó también constituida la Organización de las Naciones Unidas, que nació con el propósito de ser "la casa de todos los ciudadanos del mundo".

La principal finalidad de la Carta es la de servir de guía o marco de referencia para evitar que la humanidad sufra más guerras mundiales, como las ocurridas a lo largo del siglo XX.

El Día de las Naciones Unidas

Desde 1948, cada 24 de octubre se celebra el "Día de las Naciones Unidas". En esta fecha se conmemora el aniversario de la entrada en vigor de la "Carta de las Naciones Unidas", que tuvo lugar en la ciudad de San Francisco, de ahí que se instaurase esta tradición, que ya cuenta con 68 años de celebración ininterrumpida.

Celebración en el Liceo Estebanía


En el liceo Estebanía realizamos diferentes actividades para conmemorar este día, entre ellas están: Representaciones de delegaciones de algunos países miembro de las Naciones Unidas, exposiciones de sus culturas, costumbres y productos de sus respectivas naciones.








miércoles, 17 de octubre de 2018

Origen Día Mundial de la Alimentación


La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación marca cada año el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre, fecha en que fue fundada la Organización en 1945.

El 16 de octubre de 1945, 42 países tomaron la iniciativa en Quebec (Canadá), a fin de crear la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Al hacerlo, dieron un paso importante en la lucha perpetua del hombre contra el hambre y la malnutrición. A través de la creación de la FAO se dotaron y dotaron a otros muchos países que iban a ingresar en la Organización de un mecanismo por el que los Estados Miembros podrían ocuparse de una serie de problemas que son una fuente de preocupación importante para todos los países y para todos los pueblos.
Así pues, la FAO se fundó en 1943 en Hot Springs (EE.UU.) durante la Conferencia sobre la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas y se instituyó oficialmente durante el primer período de sesiones de la Conferencia de la Organización que se celebró en Quebec (Canadá) en 1945
Los objetivos del Día Mundial de la Alimentación son:
  • Estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y un mayor esfuerzo nacional, bilateral, multilateral y no gubernamental a ese fin;
  • Estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo;
  • Promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida;
  • Aumentar la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre en el mundo;
  • Promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo;
  • Fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza y señalar a la atención los éxitos conseguidos en materia de desarrollo alimentario y agrícola.
La conmemoración de la efeméride está marcada, en esta oportunidad, por un crecimiento constante del hambre en el planeta, el cual abarcó en 2017 a 821 millones de personas, panorama que aleja la meta de reducir a cero el hambre en el mundo trazada por la ONU en su agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En coincidencia con el día de fundación de la FAO en 1945, la celebración se realiza desde que en 1979 la ONU decidió proclamar la fecha con el objetivo de llamar la atención sobre el tema y sumar voluntades contra el hambre y la desnutrición.

Este año la jornada tiene como lema central ‘Nuestras acciones son nuestro futuro. Un mundo #HambreCero para 2030 es posible’ y se inspira en el principio de la FAO según el cual, todas las instituciones y personas desempeñan un papel en la meta de lograr Hambre Cero, para lo cual deben trabajar juntos.

En la ceremonia, intervendrán su director general, José Graziano da Silva; el presidente del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), Gilbert F. Houngbo, y el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David M. Beasley.

En el programa aparecen como oradores principales los Embajadores de Buena Voluntad de la FAO para la Nutrición, el rey Lestsie III de Lesotho y la reina Letizia de España.

Asimismo se esperan mensajes del papa Francisco y del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Tras la apertura, en la propia sala plenaria de la FAO se realizarán dos paneles sobre los desafíos y soluciones para alcanzar la meta del Hambre Cero, en los cuales intervendrán jefes de Estado o de gobierno, ministros y representantes de alto nivel del sector privado y la sociedad civil.

Entre otros temas, anunció la FAO, los ponentes debatirán sobre el cambio climático, conflictos, migración, pobreza y la doble carga del hambre y la obesidad.

También se tratarán las formas de adaptarse o superar esos retos a través de la educación nutricional, sistemas alimentarios mejorados, protección social, agroecología, preservación de la biodiversidad y el empoderamiento de los agricultores familiares.

A las actividades centrales por la Semana Mundial de la Alimentación, se sumará la realización de alrededor de un centenar de eventos paralelos como mesas redondas, paneles y conferencias, así como esas y otras actividades en 130 países de todo el mundo.

Fuente:
http://www.educando.edu.do
http://www.fao.org/world-food-day

viernes, 12 de octubre de 2018

Día del Encuentro entre Culturas



De las implicaciones y protagonistas que dan forma a esta remembranza. El Día de Encuentro de Culturas o comúnmente llamado Día de la Raza, fue instituido para unir aquellos pueblos o países que tienen en común la lengua, el origen o la religión. Veamos algunas consecuencias positivas y negativas.

El 12 de octubre de 1492 el marinero Rodrigo de Triana divisó Tierra. Este acontecimiento cambió la concepción que se tenía del planeta y provocó algo que ni siquiera Colón había imaginado: la unión de dos mundos.

El encuentro de estas dos culturas permitió que América recibiera un gran legado cultural, de adelantos y de expresiones artísticas no sólo occidentales sino también orientales, y que Europa percibiera la riqueza cultural, los avances, el ingenio y el arte del Nuevo Mundo.

En el Liceo Estebanía lo celebramos realizando diversas actividades, entre las cuales se destaca: dramas, exposiciones, frases y poesía.














domingo, 15 de abril de 2018

Batalla de El Memiso



Se conoce como Batalla de El Memiso aquella que se libró el 13 de abril de 1844, en el lugar del mismo nombre, perteneciente al municipio de Estebanía, provincia de Azua de Compostela, entre el ejército dominicano y el haitiano, saliendo victorioso el primero.

Fue una de las batallas post-independentistas más importante, logró que las tropas haitianas y su presidente Charles Hérard, salieran definitivamente del suelo dominicano.

El General Pedro Santana, el día de la Batalla del 19 de marzo en la noche, jubiloso por su victoria, hizo una retirada táctica con toda la población azuana, dirigiéndose al poblado de Sabana Buey en lo que actualmente es hoy Baní, hecho que los haitianos aprovecharon para ocupar el pueblo de Azua el 20 de marzo.

Después de varios días inactivos en Azua, parten de esta ciudad dos regimientos de línea: el 4to, comandado por el Coronel Pierre Paul, y el 5to, mandado por el coronel Auguste Brouard. Para evitar un encuentro frontal con las fuerzas que tenía el general Pedro Santana en Sabana Buey, Baní, las tropas haitianas siguen el camino de El Maniel (actual San José de Ocoa), bordeando las montañas de El Número y Lomas de Rincón en Azua, en la margen occidental del río Ocoa.

Las tropas dominicanas, una parte del ejército del sur, dirigidas por el general Antonio Duvergé, derrotó a una fuerza superior del ejército haitiano al mando del coronel Pierre Paul. Los invasores intentaban avanzar hasta la capital de la República, con el propósito de abortar la recién proclamada Independencia Nacional.

Las tropas dominicanas hostigan las haitianas y las conducen hacia los desfiladeros de la sección El Pinar de El Maniel. El 13 de abril de 1844, las tropas haitianas son interceptadas en el lugar conocido como El Memiso, en donde los dominicanos, a falta de pertrechos, tuvieron que valerse hasta de derrumbe de peñascos, obligando a los haitianos a retroceder de nuevo hacia Azua.

Es así como las tropas dominicanas emprenden el asedio de los dos regimientos haitianos que se dirigen a Santo Domingo, de manera que los conducen en su ataque hacia los desfiladeros ocoeños, con la intención táctica de obtener ventaja en el terreno. El 13 de abril las tropas de Duvergé y Alfau emboscan a los haitianos en El Memiso y desde las montañas les atacan con grandes rocas, ocasionándole al enemigo grandes daños físicos y materiales, por lo que los invasores se ven en la obligación de poner los pies en polvorosa retrocediendo hacia Azua. Este combate ganado por los aguerridos dominicanos comandados por el General Antonio Duvergé, es de gran significación para el mantenimiento de la independencia dominicana, porque denota las ansias y el fervor patriótico de los dominicanos de no volver jamás a postrarse bajo el yugo de los haitianos.

Previo a esta Batalla los dominicanos habían derrotados a las tropas haitianas en las Batallas del 19 de marzo, en Azua, y en la Batalla del 30 de marzo, en Santiago, convirtiéndose la Batalla del Memiso, en Azua, en la tercera acción bélica que paró los intentos de los haitianos por retomar nuestro territorio.

miércoles, 11 de abril de 2018

Carnaval Mojiganga Estebania 2018




"La forma de vida y las expresiones de una sociedad determinan su cultura. La cultura se compone por nuestras costumbres, nuestros códigos, las normas, las tradiciones, y las distintas expresiones artísticas. La cultura es lo que nos da identidad ".


Este 7 de abril este municipio de Estebanía celebró su carnaval, muestra de nuestra cultura, con la participación de numerosa comparsas locales y de la representación de diferentes pueblos, como son: Las Charcas, Azua, Peralta, Padre las Casas, Santo Domingo, San Cristóbal, etc.


Por este municipio de Estebanía desfilaron diversas comparsas, entre ellas: La Tribu India, Los Divinos y Scooby Doo Papá, entre otras. Siendo esta ultima la sensación del evento y la ganadora del premio al primer lugar por un valor de RD$ 50,000.00. Vea el video más abajo.


Como la cultura no se puede hacer sola damos gracias a las instituciones y personas que intervinieron en la realización de esta fiesta popular y cultural. Gracias por sus esfuerzos y por mantener vivo nuestras tradiciones. Gracias porque promover la cultura es también educar.











miércoles, 14 de marzo de 2018

La Batalla del 19 de Marzo



Al ser proclamada la Independencia, nuestro país fue escenario de diferentes batallas, marcando un antes y después de nuestra libertad proclamada el 27 de febrero de 1844. Una de ellas fue la del 19 de marzo de 1844 escenificada en la provincia de Azua.

Esta fue la primera gran acción de guerra entre tropas dominicanas y las fuerzas invasoras haitianas luego de la independencia nacional y que buscaba restablecer la libertad del pueblo dominicano. Esta batalla estuvo encabezada por el entonces Presidente Charles Hérard.

Al darse cuenta Charles Hérard del Movimiento Independentista de 1844 preparó su ejercitó con fin de combatir a los dominicanos, saliendo de Puerto Príncipe con 30,000 hombres divididos entre 10,000.

Una al mando del General Pierret quien tomó las ciudades de Puerto Plata y Santiago, y la otra comandada por Hérard, que se dirigía a hacia Azua, y finalmente la de Neyba, al mando del General Souffront.

Mientras en la parte dominicana se encontraba el General Pedro Santana que estuvo acompañado por Antonio Duvergé, quien estaba encargado de velar por los diferentes lados durante la batalla.

Las tropas  dominicanas estaban posicionadas en puntos estratégicos en la ciudad de Azua, conformadas por 2,500 soldados, entre los que se encontraban hateros y monteros, que formaban el ejército de Pedro Santana. Entre los soldados se encontraban jóvenes azuanos que habían sido entrenados por Duvergé y Francisco Soñé. Para combatir el ejército haitiano Santana formó dos líneas compuestas por dos cañones, uno a cargo de Francisco Soñé, y la otra por el Teniente José del Carmen García.

Según fichas históricas se cuenta  que la batalla inició alrededor de la 7:30 de la mañana, donde los dominicanos vencieron a los haitianos, aunque no se sabe con exactitud el número de muertos de ambos países, lo que si se sabe es que los haitianos se vieron obligados a salir del territorio dominicano.

Cada 19 de marzo el país recuerda a esos hombres valiosos que lucharon con su propia vida para que la República Dominicana siguiera gozando de su libertad plena sin interferencia de ninguna potencia extranjera como lo quiso Juan Pablo Duarte.

Fuente: conectate.com.do

viernes, 9 de marzo de 2018

Natalicio Francisco del Rosario Sánchez



Francisco del Rosario Sánchez nació en Santo Domingo en la casa No. 15 de la calle Del Tapado o Tapao, hoy 19 de Marzo. Sus padres fueron Narciso Sánchez y Olaya del Rosario.

Su Historia

De su adolescencia se tienen escasas noticias, y sobre su formación intelectual también se conoce muy poco. Se sabe, sin embargo, que durante la dominación haitiana sus primeros estudios los realizó en las mejores escuelas particulares de Santo Domingo y que luego perfeccionó sus conocimientos bajo las enseñanzas de los presbíteros Antonio Gutiérrez y Gaspar Hernández.

Era peinetero. Hacia 1838, cuando fue fundada la sociedad secreta La Trinitaria, se dedicaba a fabricar peines de concha de carey; es decir, desempeñaba el oficio -típico de esa época- conocido como peinetero en concha.

Asumió  de manera efímera, muy efímera la presidencia de la Junta Central Gubernativa, de manera provisional por la desventaja numérica que tenían los liberales ante los conservadores en ese momento de la historia republicana que apenas comenzaba.

En 1849 se casó con Balbina de Peña, con quien procreó dos hijos: Juan Francisco y Manuel de Jesús Sánchez. Antes, fruto de su relación con Leoncia Rodríguez, durante su primer exilio en 1846, nació Eulalia, su primogénita.

Tiene una relación muy especial con el lienzo tricolor ya que su tía María Trinidad Sánchez, junto a Concepción Bona, fue quien confeccionó la primera bandera dominicana.

Luego de haber enarbolado la Bandera Nacional es expulsado del país hacia Inglaterra, de ahí pasó a Nueva York, Curazao, Antillas Holandesas, donde se entera del fusilamiento de su tía, la también patriota María trinidad Sánchez. Regresa al país en la goleta “27 de Febrero” y ejerce varias funciones en el país como comandante de armas, fiscal, defensor público. Es expulsado nuevamente en 1855 hacia Curazao pero regresa en el 1856.

En 1859 fue desterrado hacia Saint Thomas, donde sufrió múltiples vicisitudes, un año después se entera de los planes de anexión a España preparados por Pedro Santana. El 20 de Enero de 1861 Sánchez como jefe del movimiento nacional de la parte sur contra la Anexión a España llega a Haití junto a otros dominicanos desde Saint Thomas y lanza una patriótica proclama.

Su Captura

El que Sánchez entrara por Haití fue explotado por el gobierno de Santana para presentar a Sánchez ante el pueblo dominicano como un traidor. Penetra a territorio dominicano por las montañas Hondo Valle, Vallejuelo y El Cercado, donde fue herido en una ingle, capturado y trasladado junto a sus compañeros a San Juan de la Maguana donde fueron juzgados por una corte militar y condenados a muerte.

Sánchez hace una brillante defensa exonerando de toda culpa a sus compañeros y dijo: “para enarbolar el pabellón dominicano fue necesario derramar la sangre de los Sánchez, para arriarlo se necesita también la de los Sánchez”.

Su Fusilamiento

El 4 de Julio de 1861, donde hoy se encuentra el cementerio de San Juan de la Maguana se cumplió la sentencia de muerte. Momentos antes había hecho un último encargo: “Decid a los dominicanos que muero con la patria, por la patria y a mi familia, que no recuerde mi muerte para vengarla”. El fusilamiento de Sánchez ayudó al pueblo dominicano a recuperar la soberanía poco después gracias a La Restauración.

Fuente: educando.edu.do

miércoles, 21 de febrero de 2018

La Independencia Nacional



Duarte, Sánchez, Mella y otros patriotas demostraron que el trabajo conjunto puede llevar a los pueblos a lograr sus objetivos aunque falte uno de sus componentes.

Si hoy somos un país libre e independiente se debe a que un grupo de dominicanos entre los que se destacan Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, realizaran acciones conjuntas para lograr ese objetivo.

Sin embargo, otros prominentes hombres como Antonio Duvergé, Pedro Santana, Ramón Santana, los hermanos Puello, José María Imbert y otros muchos más contribuyeron con esta causa.A diferencia de otros países, cuyos líderes llevaban la dirección casi total del proceso, en la independencia de la República Dominicana intervino un grupo de patriotas que hizo de nuestra independencia un gran trabajo en equipo.

Así con una idea clara, Juan Pablo Duarte funda en el 16 de julio de 1838 la sociedad secreta “La Trinitaria” y posteriormente con fines de la realizar labores de proselitismo encubiertas creó “La Filantrópica”.

Ambas se convirtieron en herramientas claves para liberar nuestro territorio de los haitianos. Al iniciarse en 1843 la revolución contra Boyer que repercutió en la parte oriental de la isla, Duarte encabeza el movimiento reformista en la ciudad de Santo Domingo. Juega un papel decisivo que lo llevó al liderato de los republicanos que luchaban por la independencia.

Circunstancias posteriores obligaron a Duarte junto a otros compañeros a abandonar el país. Pero al ausentarse de la patria sus compañeros, encabezados por Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, llevaron a cabo las gestiones finales del movimiento.

Redactaron el Manifiesto del 16 de Enero de 1844 en el cual quedaron plasmados los principios republicanos y liberales que los Trinitarios predicaron durante años y ratificaron, en el cuerpo de ese documento, la firme voluntad de crear un Estado soberano.

En el proceso de búsqueda de la independencia nacional Matías Ramón Mella se le reconoce como el representante de la expresión militar quien tenía ideas adaptadas a las actividades políticas de una sociedad precapitalista. Duarte vio en Mella una persona para hacer contactos con los adversarios del presidente Boyer, representados por Charles Herard para hacerlos aliados a la causa dominicana de liberarse de los haitianos.

Fue uno de los primeros conjurados en llegar a la Puerta de la Misericordia la noche del 27 de febrero de 1844. Mella dispara su famoso trabucazo en la Puerta de la Misericordia, partiendo desde ahí hacia la Puerta del Conde, donde es proclamada la República e izada la Bandera Dominicana.En cuanto a Francisco del Rosario Sánchez, no estuvo desde la fundación de la Trinitaria, pero al ampliarse los trabajos de esta se convirtió en un gerente organizador y Trinitario activo que puso su vida en peligro varias veces.

Después de iniciados los trabajos que persiguen la separación y la independencia, pasó a ser el segundo jefe del movimiento. Extiende sus actividades de proselitismo e información fuera del ámbito de la ciudad de Santo Domingo. Ausente Juan Pablo del país, Sánchez asume la dirección del movimiento independentista que había entrado en su última y más peligrosa etapa. Preside las reuniones del grupo y amplía contactos con representantes del sector social más importante de la ciudad.

Mella le presta efectiva y oportuna colaboración. Para los primeros días de enero de 1844, redacta Sánchez el Manifiesto de Independencia que será publicado con fecha del 16 de ese mes y, a petición de Mella, es enviado a Tomás Bobadilla para su corrección. Sánchez comparece la noche del 27 a la puerta de El Conde y encabeza todas las actividades. En la madrugada del 28 febrero iza la bandera nacional al amparo del lema de ¡Dios, Patria y Libertad! En ese momento quedó fundada la República Dominicana.

Liberada la nación ocupa la presidencia de la Junta Central Gubernativa, posteriormente fue sustituido por Tomás Bobadilla. El proceso de lucha por independencia de 1844, se pudo lograr porque otras personas pudieron continuar con el mismo.Esto plantea que aún en momentos de crisis, si los dominicanos nos mantenemos unidos trabajando en equipo, por una causa común y donde todos desempeñemos nuestras funciones podremos llegar a lograr nuestros objetivos.

Fuente: educando.edu.do

Matías Ramón Mella



La noche del 27 de febrero de 1844, Mella disparó en la Puerta de la Misericordia el  trabucazo que dejó proclamada la independencia nacional.

Matías Ramón Mella nació en Santo Domingo el 25 de febrero de 1816  y murió en  Santiago el 4 de junio de 1864, fue militar, político y activista dominicano, hijo  de Antonio Mella Álvarez y Francisca Castillo.

En el año 1838 se casó con Josefa Brea, joven perteneciente a una familia ilustre del país, con quien procreó cuatro hijos: Ramón María, Dominga América María, Antonio Nicanor e Ildefonso.

El Patricio se desarrolla política y profesionalmente de 1822 a 1843 durante los años que el presidente haitiano Jean Pierre Boyer dominaba el territorio de la parte española de la isla.

Hizo el servicio militar con el que adquirió notoriedad entre sus compañeros y superiores por su seriedad, carácter responsable y por su valor personal.

Mella no fue uno de los fundadores de la Sociedad Secreta La Trinitaria pero entre los años 1838 y 1843 se convirtió en uno de los adeptos más eficaces de esta célula política que buscaba la separación de las comunidades dominicana y haitiana para luego crear un Estado independiente de toda influencia extranjera bajo el nombre de República Dominicana. Esto le mereció la plena confianza de Juan Pablo Duarte.

En enero de 1843 fue comisionado por Duarte para trasladarse a la villa haitiana de Los Cayos de San Luis, al sur de Haití, para hacer contactos con  Charles Hérard y los revolucionarios reformistas adversarios del presidente Boyer.

La táctica de Duarte de aliarse con los enemigos de Boyer, encontró en Mella una persona capaz de sumar a los militares y civiles que encabezados por Charles Hérard, querían el derrocamiento del presidente de la República que tenía más de veinte años gobernando.

Cuando regresó de Los Cayos, luego del derrocamiento de Boyer, Mella se trasladó al Cibao Central como agente propagador del ideal republicano.

Luego de su triunfo Charles Hérard, ordenó la prisión de Mella, Rafael Servando Rodríguez y el sacerdote Juan Puigbert, acusándolos de querer destruir el ejército y los remitió a Puerto Príncipe donde permanecieron dos meses detenidos, regresando en septiembre a la parte oriental.

En enero de 1844 Mella ayudó a Sánchez, jefe del Movimiento independentista por la ausencia de Duarte, a redactar el Acta de Independencia y, a sugerencia suya, se le llevó a Tomás Bobadilla para su revisión.

La noche del 27 de febrero de 1844 es de los primeros en llegar a la Puerta de la Misericordia, exhortando en el lugar a unos pocos temerosos a no abandonar el lugar y, audaz e impulsivo, luego de proclamada la República, Mella forma parte de su primera Junta Central Gubernativa.

Para los primeros días de marzo de 1844 parte hacia el Cibao como Gobernador del Distrito de Santiago y Delegado de la Junta Central Gubernativa, pero en realidad era el jefe político y militar de la región más importante del país. Ostenta el rango de Coronel del naciente Ejército Nacional.

Mella no estaba en Santiago cuando se iniciaron los combates del 30 de Marzo, pues la batalla lo sorprendió cuando recorría la región del Cibao reclutando hombres y tomando posiciones que revelan su gran capacidad militar organizativa. Mella había dado las primeras instrucciones y escogió a José María Imbert como lugarteniente en Santiago. En estas iniciativas están sus méritos en esta batalla.  

Los acontecimientos tomaron un giro diferente después de la victoria de Azua el 19 de marzo. Duarte se presentó en el Cibao y Mella, entusiasmado e impulsivo, lo proclamó Presidente de la República.

Cuando Faustin Soulouque invadió el país, Mella se incorporó al Ejército, destacándose en la famosa Batalla de Las Carreras y termina siendo secretario de Pedro Santana. En septiembre de 1849, es nombrado Secretario de Estado de Hacienda y Comercio. Hasta la anexión a España se sintió más cerca de Santana que de Báez.

De 1849 a 1861 ocupó importantes cargos civiles y militares entre los que se encuentran comandante de Armas, Ministro de la Guerra, Gobernador, Ministro Plenipotenciario y Enviado Extraordinario en Misión Especial frente al Gobierno español, para gestionar el reconocimiento de la República o del Protectorado.

En julio de 1856 se le encomendó preparar un proyecto de ley para organizar el Ejército. Ya se le tenía y respetaba como un entendido en asuntos militares.

Demostró que realmente era conocer de los asuntos militares cuando se inicia la Guerra Restauradora. A este movimiento se incorporó, en agosto de 1863, confiándosele importantes misiones.

Viajó al sur atravesando la Cordillera Central por Constanza, con el encargo de organizar las tropas restauradoras dirigidas por Pedro Florentino.

Es designado Ministro de la Guerra y elabora el Manual de Guerra de Guerrillas que dirige por medio de una circular de fecha 26 de enero de 1864 y que recoge toda la experiencia del pueblo dominicano en esta forma singular de lucha.

Mientras servía a la causa restauradora, el general Mella, enfermó de disentería y murió en la extrema pobreza el 4 de junio de 1864. Murió con la distinción de ser dos veces prócer de la República, pidiendo que lo enterraran envuelto en la Bandera Nacional y, así se hizo.

Además de los indiscutibles aportes que hizo Matías Ramón Mella a la causa de la independentista nacional, realizó otro que lo llenó de gloria y lo enarboló con un hombre conocedor y manejador de los asuntos militares sin precedentes en la República Dominicana, este fue el Manual de Guerra de Guerrillas empleados por los héroes criollos en la Guerra Restauradora.

A continuación Educando te presenta por su importancia y transcendencia de forma íntegra,  dicho manual:

“1.- En la lucha actual y en las operaciones militares emprendidas, se necesita usar de la mayor prudencia, observando siempre con la mayor precaución y astucia para no dejarse sorprender, igualando así la superioridad del enemigo en número, disciplina y recursos.

2.- Nuestras operaciones deberán limitarse a no arriesgar jamás un encuentro general, ni exponer tampoco a la fortuna caprichosa de un combate la suerte de la República; tirar pronto, mucho y bien, hostilizar al enemigo día y noche, y cortarles el agua cada vez que se pueda, son puntos cardinales, que deben tenerse presentes como el Credo.

3.- Agobiarlo con guerrillas ambulantes, racionadas por dos, tres o más días, que tengan unidad de acción a su frente, por su flanco y a retaguardia, no dejándoles descansar ni de día ni de noche, para que no sean dueños más que del terreno que pisan, no dejándolos jamás sorprender ni envolver por mangas, y sorprendiéndolos siempre que se pueda, son reglas de las que jamás deberá Ud. apartarse.

4.- Nuestra tropa deberá, siempre que pueda, pelear abrigada por los montes y por el terreno y hacer uso del arma blanca, toda vez que vea la seguridad de abrirle al enemigo un boquete para meterse dentro y acabar con él; no deberemos por ningún concepto presentarle un frente por pequeño que sea, en razón de que, siendo las tropas españolas disciplinadas y generalmente superiores en número, cada vez que se trate de que la victoria dependa de evoluciones militares, nos llevarían la ventaja y seríamos derrotados.

5.- No debemos nunca dejarnos sorprender y sorprenderlos siempre que se pueda y aunque sea a un solo hombre.

6.- No dejarlo dormir ni de día ni de noche, para que las enfermedades hagan en ellos más estragos que nuestras armas; este servicio lo deben hacer sólo los pequeños grupos de los nuestros, y que el resto descanse y duerma.

7.- Si el enemigo repliega, averígüese bien, si es una retirada falsa, que es una estratagema muy común en la guerra; si no lo es, sígasele en la retirada y destaquen en guerrillas ambulantes que le hostilicen por todos lados; si avanzan hágaseles caer en emboscadas y acribíllese a todo trance con guerrillas, como se ha dicho arriba, en una palabra, hágasele a todo trance y en toda extensión de la palabra, la guerra de manigua y de un enemigo invisible.

8.- Cumplidas estas reglas con escrupulosidad, mientras más se separe el enemigo de su base de operaciones, peor será para él; y si intentase internarse en el país, más perdido estará.

9.- Organice Ud. dondequiera que esté situado, un servicio lo más eficaz y activo posible de espionaje, para saber horas del día y de la noche el estado, la situación, la fuerza, los movimientos e intenciones del enemigo.”

Fuente: educando.edu.do

viernes, 26 de enero de 2018

Natalicio de Juan Pablo Duarte



Duarte se convirtió en un excelente educador. Este ilustre hombre dominicano hijo de Juan José Duarte y Manuela Diez Jiménez, tuvo en su época una gran incidencia en la educación y la forma de pensar de los criollos.

Orígenes

Juan Pablo Duarte y Diez nació el 26 de enero del 1813, sus padres  fueron, Juan José Duarte un negociante oriundo de Vejer de la Frontera en la provincia española de Cádiz, quien casó en Santo Domingo con Manuela Diez Jiménez, oriunda de El Seibo, hija a su vez de padre español y madre dominicana.

Luego de la invasión de Toussaint en 1801, los Duarte emigraron hacia Puerto Rico, residiendo en Mayagüez. La familia regresó al país luego de terminada la guerra de la Reconquista en 1809, cuando el país volvió a ser colonia española.

Juan José Duarte instaló un negocio de efectos de marina y ferretería, único en su género en la ciudad de entonces, situado en la margen occidental del río Ozama, en la zona conocida con el nombre de La Atarazana.

Su niñez

Fue bautizado en la Iglesia de Santa Bárbara el 4 de febrero de 1813. Sus primeras enseñanzas las recibió de su madre.



Inicio en la política

En el 1832,  el gobierno de Boyer había envejecido y de un gobierno liberal y progresista, pasó a ser una dictadura con graves problemas económicos y resistencia interna en su territorio original.

Juan Pablo era un joven apegado a la lectura y ávido de conocimientos, traducía del francés al español, así como del latín. Debió haberse entusiasmado con la cadena de independencias que se sucedían en el continente americano y en las cual el país no participaba.

Su faceta como educador

Son innumerables los atributos de Juan Pablo Duarte, el ideólogo y forjador de la independencia de la República Dominicana, liberada del yugo haitiano el 27 de febrero de 1844.

No cabe duda que este inmortal patriota aún en nuestro tiempo, es un valuarte que se mantiene en la mente de todos los dominicanos porque sus ideas pernearon todos los sectores de la vida nacional.

Este ilustre hombre dominicano nacido de padre español, Juan José Duarte, y de madre dominicana, Manuela Diez Jiménez, oriunda de El Seibo, tuvo en su época una gran incidencia en la educación y la forma de pensar de los criollos.

Desde temprana edad Juan Pablo Duarte pidió a su padre una habitación de la casa para dedicarse a enseñar a sus amigos historia, geografía e idiomas pero sin dejar de lado sus ideas de liberar a su nación de cualquier otro país opresor,  la mayor obra educativa de nuestro patriota fue desarrollada a través La Trinitaria y La Filantrópica.

La obra educativa de Duarte enfocada hacia la sociedad puede ser presentada en la fundación de la sociedad secreta La Trinitaria y la creación del grupo teatral La Filatrópica, aunque estas organizaciones tenían un fin eminentemente político no se puede negar que a través de estas se transmitió una forma de pensar donde se exponían ideas de libertad que creaban conciencia en la población, por lo que puede entender que esta era una forma de educar y concienciar a los dominicanos.

Estas dos organizaciones fueron recursos empleados por nuestros patriotas y especialmente por Juan Pablo Duarte para educar e instruir a los dominicanos bajo la represión haitiana, sus alcances y la forma de que los criollos pudiéramos salir de ese régimen.
La Trinitaria fue fundada por este ilustre dominicano el 16 de julio de 1838, después de haber realizado una discreta labor de proselitismo.

Esta organización fue el instrumento político utilizado por la clase media urbana para concretizar sus ideales de independencia que comenzó a desarrollarse a partir de 1830 en momentos en que el régimen del presidente haitiano Jean Pierre Boyer confrontaba problemas económicos, así como conspiraciones tendentes a lograr su derrocamiento.

Esta agrupación respondía a una estructura celular, tenía por lema “Dios, Patria y Libertad” y sus primeros miembros fueron Juan Pablo Duarte, Juan Isidro Pérez, Pedro Alejandro Pina, Jacinto de la Concha, Félix María Ruiz, José María Serra, Benito González, Felipe Alfau y Juan Nepomuceno Ravelo.

Más adelante, mediante la idea de Duarte, surgió otra sociedad “La Filantrópica” destinada a realizar una importante labor de propaganda mediante la representación de piezas teatrales.

La Filantrópica surgió luego de disuelta la sociedad secreta “La Trinitaria” desintegración atribuida a la actitud de Felipe Alfau, uno de los primeros integrantes de esta, con lo que se buscaba salvar sus vidas.

A pesar de disuelta La Trinitaria muchos jóvenes dominicanos permanecieron con sus afanes para lograr la independencia nacional por lo que optaron por construir esta nueva junta patriótica en la que simularían una sociedad de tendencias creativas llamada “La Filantropica.

En lo adelante el teatro fue el medio para mantener viva en el espíritu público la idea separatista.

Duarte conocía la eficacia de las representaciones dramáticas para difundir los ideales revolucionarios porque oyó hablar, durante su estancia en Cataluña, del uso que se hizo en España del teatro para levantar el sentimiento nacionalista del pueblo contra la dominación francesa.

Fuente: Educando.edu.do

viernes, 24 de noviembre de 2017

Tarde familiar



Este 24 de noviembre el Liceo de Estebanía realizó una tarde familiar, a la que fueron invitados los padre, madres o tutores de los estudiantes de este plantel. En dicha actividad los estudiantes realizaron cantos, poesías y dramatizaciones sobre la familia y la importancia de esta en el proceso educativo. En la misma actividad también se recordaron y honraron nuestras tres heroínas, las hermanas Mirabal; y se trataron los temas de la violencia de género, familias funcionales y disfuncionales.