miércoles, 21 de febrero de 2018

La Independencia Nacional



Duarte, Sánchez, Mella y otros patriotas demostraron que el trabajo conjunto puede llevar a los pueblos a lograr sus objetivos aunque falte uno de sus componentes.

Si hoy somos un país libre e independiente se debe a que un grupo de dominicanos entre los que se destacan Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, realizaran acciones conjuntas para lograr ese objetivo.

Sin embargo, otros prominentes hombres como Antonio Duvergé, Pedro Santana, Ramón Santana, los hermanos Puello, José María Imbert y otros muchos más contribuyeron con esta causa.A diferencia de otros países, cuyos líderes llevaban la dirección casi total del proceso, en la independencia de la República Dominicana intervino un grupo de patriotas que hizo de nuestra independencia un gran trabajo en equipo.

Así con una idea clara, Juan Pablo Duarte funda en el 16 de julio de 1838 la sociedad secreta “La Trinitaria” y posteriormente con fines de la realizar labores de proselitismo encubiertas creó “La Filantrópica”.

Ambas se convirtieron en herramientas claves para liberar nuestro territorio de los haitianos. Al iniciarse en 1843 la revolución contra Boyer que repercutió en la parte oriental de la isla, Duarte encabeza el movimiento reformista en la ciudad de Santo Domingo. Juega un papel decisivo que lo llevó al liderato de los republicanos que luchaban por la independencia.

Circunstancias posteriores obligaron a Duarte junto a otros compañeros a abandonar el país. Pero al ausentarse de la patria sus compañeros, encabezados por Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, llevaron a cabo las gestiones finales del movimiento.

Redactaron el Manifiesto del 16 de Enero de 1844 en el cual quedaron plasmados los principios republicanos y liberales que los Trinitarios predicaron durante años y ratificaron, en el cuerpo de ese documento, la firme voluntad de crear un Estado soberano.

En el proceso de búsqueda de la independencia nacional Matías Ramón Mella se le reconoce como el representante de la expresión militar quien tenía ideas adaptadas a las actividades políticas de una sociedad precapitalista. Duarte vio en Mella una persona para hacer contactos con los adversarios del presidente Boyer, representados por Charles Herard para hacerlos aliados a la causa dominicana de liberarse de los haitianos.

Fue uno de los primeros conjurados en llegar a la Puerta de la Misericordia la noche del 27 de febrero de 1844. Mella dispara su famoso trabucazo en la Puerta de la Misericordia, partiendo desde ahí hacia la Puerta del Conde, donde es proclamada la República e izada la Bandera Dominicana.En cuanto a Francisco del Rosario Sánchez, no estuvo desde la fundación de la Trinitaria, pero al ampliarse los trabajos de esta se convirtió en un gerente organizador y Trinitario activo que puso su vida en peligro varias veces.

Después de iniciados los trabajos que persiguen la separación y la independencia, pasó a ser el segundo jefe del movimiento. Extiende sus actividades de proselitismo e información fuera del ámbito de la ciudad de Santo Domingo. Ausente Juan Pablo del país, Sánchez asume la dirección del movimiento independentista que había entrado en su última y más peligrosa etapa. Preside las reuniones del grupo y amplía contactos con representantes del sector social más importante de la ciudad.

Mella le presta efectiva y oportuna colaboración. Para los primeros días de enero de 1844, redacta Sánchez el Manifiesto de Independencia que será publicado con fecha del 16 de ese mes y, a petición de Mella, es enviado a Tomás Bobadilla para su corrección. Sánchez comparece la noche del 27 a la puerta de El Conde y encabeza todas las actividades. En la madrugada del 28 febrero iza la bandera nacional al amparo del lema de ¡Dios, Patria y Libertad! En ese momento quedó fundada la República Dominicana.

Liberada la nación ocupa la presidencia de la Junta Central Gubernativa, posteriormente fue sustituido por Tomás Bobadilla. El proceso de lucha por independencia de 1844, se pudo lograr porque otras personas pudieron continuar con el mismo.Esto plantea que aún en momentos de crisis, si los dominicanos nos mantenemos unidos trabajando en equipo, por una causa común y donde todos desempeñemos nuestras funciones podremos llegar a lograr nuestros objetivos.

Fuente: educando.edu.do